Casa Babylon • Vigésimo Aniversario

Hoy llegamos a un punto muy especial en las celebraciones de los acontecimientos discográficos de 1994, pues esta vez el protagonista es Casa Babylon de Mano Negra, espléndida obra de la música latina y, sin lugar a dudas, uno de los mejores álbumes de la historia. Todos los seguidores de (la) Mano Negra sabemos lo que se esconde detrás de esta obra: el fantástico final de una de las leyendas de la música del mundo (o world music).

Provenientes de varias bandas en la escena francesa de finales de los años ochenta, Mano Negra nació y creció como exponente del folklore que rodeó este país durante la historia. Por esto en su discografía encontramos elementos latinos, gitanos, árabes y africanos. Todo, en una clásica base punk rock de la tradición anglo. (Aquí los Hot Pants, uno de los antecedentes directos).

Con sus tres primeros álbumes y varios shows en diferentes países mostraron una admirable evolución musical. Luego, haciendo honor a su espíritu callejero, la fortalecida Mano Negra se despide de su país para nunca volver (en un legendario concierto gratuito que dieron en París ese año). A continuación parten desde Nantes junto a otros artistas en barco hacia Suramérica. Esta aventura se llamó Cargo 1992, que con ocasión de los quinientos años del descubrimiento de América los llevó durante meses a dar conciertos gratuitos en lugares inesperados de algunos países europeos y de Venezuela (¡ojo a esto por favor!), República Dominicana, MéxicoCubaBrasil, Uruguay, Argentina, Ecuador, y, por supuesto, Colombia (show en plaza de la independencia de Quito y plaza de Bolívar en Bogotá a partir del minuto 7'). Es aquí donde acontece el comienzo del fin de ése inolvidable viaje, que incluyó la admirable gestión de revivir por unos días la inoperante división Magdalena de nuestros Ferrocarriles Nacionales, para viajar el trayecto Santa Marta - Bogotá (con Fidel Nadal de Todos Tus Muertos a bordo). Incluyó también una parada con concierto honorífico en Aracataca (Magdalena) para finalizar con el inolvidable video de uno de los sencillos y hits radiales de todos los tiempos, Señor Matanza.

El viaje fue tan caótico como enriquecedor. A medida que pasaban los meses, el cansancio y la incertidumbre de un proyecto sin honorarios ni rumbo fijo desintegró la banda poco a poco, pero dejó a cambio los insumos para el grandioso Casa Babylon, que duró varios años produciéndose una vez Manu Chao regresó a Europa.

Cantado en español, inglés y francés, Casa Babylon llamaría la atención de compositores como Frank Black. Con su fusión del punkreggaedub y freestyle, resultaría inspirador para cualquier Adrian Sherwood. Con sus descargas hardcore eléctricas y electrónicas, fascinarían a Sublime. Con su contenido político internacional (en una época sin internet) sería referencia obligatoria de cualquier resistencia contra el imperio del libre mercado. Casa Babylon es más que un álbum de estudio, es el documental y banda sonora de años de exploración cultural y política latinoamericana por una banda europea, lo cual era una alternativa a lo alternativo de la época. En fin, aquí Mano Negra fue tan grande como The Clash.

Aunque se caracteriza por su detallada producción que lo hace funcionar como una sola pieza, sonando de principio a fin al estilo "radiodifusión", el Casa Babylon tiene sencillos memorables acompañados de videoclips, como Santa Maradona o La Vida (La Vida Me da Palo). Entre mis favoritas están la épica Machine Gun, la rockera Love And Hate, la hipnótica Sueño de Solentiname(video) y Hamburger Fields (video).

Después de veinte años de escuchar este álbum, me complace decir:

Feliz aniversario!

Leave a reply