Sign in / Join

The Cult Of Ray - Vigésimo Aniversario

The Cult Of Ray

Inicialmente pensé en este disco como el primer obstáculo en la discografía de Frank Black pues por mucho tiempo me fue imposible acostumbrarme a su extrañeza. Después de la increíble luna de miel con su debut Frank Black (1993) y años después con la joya Teenager Of The Year (1994), The Cult Of Ray me hizo extrañar los primeros años de mi relación con esta discografía. Esta sensación me asaltó siempre desde el inicio con The Marsist, un episodio muy poco melódico para el elevado estándar de este artista.

Algunos cortes jugaron a favor de The Cult Of Ray y lo hicieron estar presente suficiente tiempo como para llegar a ser tan importante como sus hermanos mayores. Momentos muy sólidos como el mega hit Men In Black (video), un tema perfecto e inmediato que debería encabezar la recopilación de sus Grandes Éxitos, la hermosa You Ain´t Me, o el viaje instrumental de The Adventure and the Resolution, temazos que mantuvieron viva la esperanza del groove clásico de sus trabajos anteriores.

Pero finalmente fue el mero respeto y admiración que le tengo a Frank Black lo que me permitió persistir por años y volver de vez en cuando a este álbum a ver si algo nuevo encontraba, hasta que hace poco por fin su encanto se me reveló, y aquello que en su momento fueron dificultades ahora son exquisiteses como The Creature Crawling, y sentí el impacto general tan certero como el lead guitar de Mosh, Don´t Pass the Guy.

Entonces, si bien esto puede parecer una versión cruda de su música y tantas duras críticas están justificadas, ahora se que la maestría de Black para componer e interpretar continuó intacta en su tercer disco como solista. Se me ocurre que en la bizarra letra de The Cult Of Ray(mond), algo se revela al respecto. Tal vez ése "mixing rock into metal" indica el punto de vista de un músico influenciado por el surf y el punk rock en una década que entraba en decadencia por tanta alternatividad. Hablando de esto, oído al pesado rasgado de guitarra acústica en el coro de The Last Stand Of Shazeb Andleeb (homenaje a un estudiante caído en batalla), me recuerda al poderoso Link Wray.

En fin. Me encanta este disco. Feliz aniversario!

Leave a reply