Sign in / Join

PRESENCE • Cuadragésimo Aniversario

Presence

En 1976 Led Zeppelin registró por séptima vez su magia en una grabación. Se trató de Presence, un álbum con el que se afecta levemente y por primera vez la perfecta racha de aceptación universal de la banda, pero que alejado de la sombra de sus hermanos mayores (y de la película The Song Remains The Same también de 1976) es otro ejemplo perfecto de clásico, puesto que no ha dejado de producir nuevos significados en cuarenta años, una escuela rock cuyo prestigio crece con el paso del tiempo.

La fascinación de las masas con Led Zeppelin por años explica como hoy el Presence en Wikipedia te lleva a artículos propios de cada uno de sus temas, de los cuales resaltan de entrada los de las tres épicas del disco Achilles Last Stand, Nobody´s Fault But Mine y Tea For One, declaraciones independientes de la grandeza musical de los Zepp a partir de la genialidad de sus cuatro integrantes sumadas, donde 10 minutos parecen apenas justos para un tema rock.

De Achilles se menciona (aparte del poder de Bonham en la batería), que su galopante bajo sirvió de influencia a la nueva ola del heavy metal inglés. Y si, pensé inmediatamente en Iron Maiden al leer éso. Un ejemplo puntual de porqué son pioneros del metal. De Nobody´s, que no es un cover sino una adaptación (del clásico tema de gospel blues), el tremendo inicio del lado B del LP que tal vez sea mi canción favorita de Led Zeppelin (oído a la armónica por cierto). Y de Tea... wow. Lo contundente de lo delicado. El regreso al groove de la fantástica Since I Been Loving You. Por todas partes y para siempre se señala la maestría de Jimmy Page en la guitarra, y siento que estos ejemplos son definitivos para probar ése punto.

Los sencillos fueron Candy Store Rock y la feliz (y única compuesta por los cuatro en el disco) Royal Orleans, supongo que por accesibilidad para las audiencias. También está Hots On For Nowhere y la excelente For Your Life.

Con mi limitada visión actual entiendo porque un acto de estos estaba relacionado con la brujería, no solo como artimaña comercial que es otra gran escuela del rock (y que alimentaron con el arte del disco), sino porque efectivamente la obra de Led Zeppelin es magia, y en ese sentido, para bien y mal, esto los hace brujos. Gran disco el Presence.

Feliz aniversario!

Leave a reply