Sign in / Join

Amputechture • Décimo Aniversario

amputechture

Amputechture es el tercer álbum de estudio de The Mars Volta, y si no es su mejor momento de música en estudio, al menos allí mantienen por última vez el gran nivel que habían alcanzado hasta el momento, que les valió ser una de las bandas de culto de la primera década de este siglo. Es decir que, según mi opinión, su mejor disco se encuentra entre éste, Frances The Mute o Deloused In The Comatorium y, que a partir de aquí, todo el proyecto decayó hasta ser un pálido reflejo de estos tres álbumes, que además ha sido suspendido indefinidamente desde hace varios años.

Cuando escucho Amputechture efectivamente creo que se trata del mejor disco de los Mars Volta. Destaca de inmediato su atmósfera, igual de oscura y sofisticada que antes, pero de alguna menos identificable con referencias temporales y espaciales, y así, dejando una sensación de autenticidad envidiable. Aunque tras diez años a su lado las emociones se han decantado, este disco me obsesionó como pocos, también por sus finísimos episodios acústicos (o al menos solo de guitarra y voz), planteamientos satánicos o de ocultismo más explícitos, entre otras características que vienen siendo lo más exquisito de la sociedad creativa entre Omar Rodríguez-López y Cedric Bixler-Zavala, que por cierto se acredita así por primera vez en uno de sus trabajos.

Aquí quedó claro además que The Mars Volta se trataba de una orquesta dirigida por Rodríguez-López, en la que magníficos músicos han aportado su talento. El geniazo John Frusciante, uno de sus amigos cercanos, participa aquí con su guitarra a lo largo del álbum. Dicho sea de paso, si te llama la atención la interpretación de guitarras, aquí hay bastantes momentos para flipar. Creo que Jimi Hendrix habría aplaudido este trabajo. También hay unas dosis de teclados poderosas, y sobre todo muchas orquestaciones con cobres o instrumentos de viento. De último pero no menos importante, están las últimas baterías grabadas por Jon Theodore (actualmente integrante de Q.O.T.S.A), quien hace otro excelente aporte en estudio, dejando un buen insumo para que sus reemplazos le adicionaran al show en vivo una dosis adicional de poder y complejidad.

Vicarious Atonement, Vermicide, Asilos Magdalena y El Ciervo Vulnerado, son la parte íntima e inesperada del álbum, mientras que Tetragrammaton, Meccamputechture, Day of the Baphomets y Viscera Eyes (mi favorita) contienen la densidad y la complejidad progresiva que hacen de esto lo que es. Claro, estos ocho temas suman 76 minutos en total, lo cual ilustra cuan progresivo, experimental y anticomercial es el Amputechture, y que sabiamente mezclado y producido como está, no deja mucho espacio para rivales contemporáneos. Mis respetos.

Feliz aniversario!

1 comment

Leave a reply