Sign in / Join

Dig Your Own Hole • Vigésimo Aniversario

Ahora que analizo qué es lo que siempre me ha encantado del Dig Your Own Hole, creo que es su sonido orgánico, su sonido de bajo y batería. Si pienso en ejemplos de la poca electrónica (o industrial) que conocía en esa época, o inclusive ejemplos actuales, al compararlos con el Dig se me hace evidente que en este trabajo hay un gran valor agregado a partir de dos elementos: primero, que si bien todo está construido con teclados, sintetizadores y programación, aquí hay un paraíso de samples con las mejores 'muestras' de bajo y batería; y segundo, que la base rítmica parece pensada por músicos de una banda. Así pues, se trata de un disco funkerísimo y exquisito que se sale rápidamente del gran lugar común donde reside gran parte de la electrónica: el repetitivo beat 'four on the floor' de muchos de sus subgéneros.

El inicio es claro en ese aspecto: puro funk con pequeñas líneas de voz que cuando aparecen le dan un sabio toque de hip-hop. En Block Rockin' Beats, uno de sus temas más famosos, es motivante esa combinación inmortal del riff de bajo junto a los generosos tambores y platillos que atacan desde el principio en el fascinante fill que se repite constantemente. En Dig Your Own Hole continúa esta lógica, al igual que en Elektrobank donde aparece de nuevo un riff de bajo protagónico. Aunque, ¿qué suena entre el minuto 6:00 y 6:30 de ésta última? (4:10-4:30 en el video) Una batería que introduce el primer momento elevado del disco. Por duración y emoción, Elektrobank es el primer gran viaje del álbum al que le correspondió el memorable videoclip dirigido por Spike Jonze.

"Who is dis doin' this synthetic type of alpha beta psychedelic funkin'?"

Ahora, las transiciones entre canciones empiezan a dar la clásica sensación de rave y en Piku, los sonidos electrónicos parecieran prevalecer sobre los samples sin ponerse nunca en riesgo el ritmo inteligente. Siguiendo con Setting Sun, el primer sencillo cuyo video me introdujo a este mundo, ¿qué clase de ritmo es ése? No estoy seguro pero es intrigante, no es obvio, y por supuesto, bailable. El par de estrofas de voz del entonces joven Noel Gallagher son una genialidad. Su alcance es bien amplio, con un atractivo de pop pero también de rock que me atrapó de inmediato, en parte también por el acertado video que celebra esa época de fascinación con las fiestas de esta música. (Casi lloro de emoción cuando la tocaron aquí en Bogotá hace año y medio...)

La porción más electrónica empieza con el sexto y séptimo corte It Doesn't Matter Don't Stop the Rock, una especie de recreo ante lo elaborado de la primera parte. Get Up On It Like This recuerda mucho al debut Exit Planet Dust, y también muchos de los trucos y dinámicas que usarían a futuro, que en el momento resultaban novedosas, y que todavía suenan frescas hoy en día, aún frente al saturado mercado mundial de Dj's.

Con un sabor irresistible, Lost In The K Hole marca el comienzo del final. Una vez más y dentro de la contundencia de lo simple, el bajo y la batería son demasiado para ser verdad. Esto da paso a una de las joyas del álbum: Where Do I Begin, donde logran una cosa hermosa junto a la vocalista consentida de la escena Beth Orton. Además de recordarme gloriosos años de mi vida donde había pocas responsabilidades, avanzado el disco hasta este punto confirmo la diferencia entre quienes crean música y quienes no. Los Chemical Brothers son efectivos creadores, y The Private Psychedelic Reel, el épico final de esta maravillosa obra que nunca cesará de patear traseros, es otra prueba de eso.

Así, con sus 'samples orgánicos' de bajo y batería, su ritmo funk, sus videoclips, sus vocalistas invitados, y sus sesenta minutos de balance y solidez, Dig Your Own Hole apuntó directo a mi yugular, comenzando esta historia de amor desde 1997. Desde mi punto de vista, en ese momento la electrónica salió por completo del underground, amplió su alcance y ayudó a preparar la llegada de un nuevo milenio donde ésta música sería el pan de cada día. Aplausos de nuevo para ustedes dos.

Feliz aniversario!

Leave a reply