VIVISectVI • Trigésimo Aniversario

Esta vez lo que emerge del underground ochentero no es metal, ni hardcore, ni rap, sino el mero industrial, el de los canadienses Skinny Puppy, quienes llevaban unos años cogiéndole confianza al oficio y en el cuarto intento construyen su mejor álbum (según la crítica), el VIVISectVI, sacando la cara fuertemente por toda la escuela post-punk y new wave pues no tienen nada que envidiarle a lo oscuro del metal, lo agresivo del hardcore, o las letras o al uso de samples del rap, elementos prominentes en la época.

Aunque ya tenían a cuestas par discos excelentes, aquí el sonido empieza a tomar más dimensión, más cuerpo, fundado en una base electrónica más robusta y en el caso de algunos temas, un bajo engrosándolo. En VIVISectVI es donde escuchamos la primera mejor versión de la pesadilla sónica que son, atormentando tu mente a través de tus oídos, lo que los caracterizaría de allí en adelante, pero logrando al mismo tiempo momentos dance que hasta podrían sonar en la radio, razón por la que la crítica aplaude este trabajo.

Esos momentos los encontramos en cortes como Dogshit, listada como Censor (creo que por obvias razones), en VX Gas Attack, fuerte denuncia contra la guerra química y biológica en medio oriente, en Human Disease S.K.U.M.M., tema sobre los humanos contra el planeta tierra, y hacia la mitad del disco el plato fuerte: Testure, un recordatorio de sus inicios cuasi-synth-pop sobre el que cantan una de sus mejores letras, acerca del horror que viven los animales de laboratorio, muchos de ellos usados para prácticas de vivisección, de donde sale el título de este trabajo (unido a tres seises en números romanos). Si la compasión con los seres vivos ha sido una de las mejores banderas de esta banda, pues entonces este es uno de sus himnos.

"[...] Rant and rave smash your head against the cage
Vacuum clicks on high - Conscious of the pain
Passed off as humane - White coat seems so clean most dirt bleached out of greed
Force the point of habit; eyes burn in a rabbit
Push the pain test button - Spines cut - Trip mucous inflection
More die. Pills each day
What goes around comes back stronger [...]"

Las letras van hasta la poderosa Hospital Waste (track 8) y de allí hasta el final con Funguss (track 13), escuchamos cinco episodios instrumentales típicos de Skinny Puppy, con varios samples de películas (entre ellos uno de The Tenant de Polanski y otro de The Shining de Kubrick) que traen mil imágenes a la cabeza. Esta fase final es una gran oportunidad para subirle bastante el volumen al equipo de sonido, reflexionar sobre este contenido y su alcance actual, mientras que los parlantes emiten y los oídos reciben este bloque sónico lleno de frecuencias y golpes desconocidos en estructuras extrañas. Como dicen las notas interiores del disco:

"PLAY THIS MUSIC LOUD OR NOT AT ALL
AS ALWAYS TO THE GREEN GUY
TO HELL WITH ANY BULLSHIT"

Para ese año, sus intensos shows en vivo los hacían una sensación para los medios como objeto para satisfacer toda la curiosidad construida alrededor del underground de la época, donde todo era satánico y prohibido, cuando todavía existían mitos, leyendas y magia alrededor de la música. No obstante, no cabe duda que no se trataba de un proyecto de explotación, sino de una propuesta seria que continúa activa y con un mensaje vigente. Entonces, entre más reviso 1988 más interesante se pone gracias a obras como esta.

Feliz aniversario!

Mini documental con algo de material sobre la grabación:

Leave a reply

Te Recomendamos