Is This Desire? • Vigésimo Aniversario

Otro para recordar 1998 es el cuarto de PJ Harvey, un álbum muy delicado con el que cuenta que anduvo refugiada del furor que había causado par años antes cuando se hizo famosa, ofreciendo esta colección de composiciones divinas, pero tan suaves (tirando a etéreas) que deben accederse en la onda correcta, sobre todo si uno estuviese esperando algo medio explosivo como sus trabajos anteriores. No, esto viene como en clave de OK Computer y Mezzanine, discos que entre sus numerosas cualidades contemplan la de lograr fuerza en sus atmósferas profundas llenas de detalles, y también su tono melancólico y elegante como solo los ingleses saben hacerlo.

Este es Is This Desire?, que apenas inicia uno se pregunta si la guitarra habrá quedado grabada con el volumen correcto, pero que segundos después, cuando se ha unido el piano, ya te tiene atrapado, como cuando una droga alcanza el sistema nervioso. Y del trip hop continúan unas líneas de bajo deliciosas, beats y loops pegajosos, y algunos elementos extraños con los que el álbum mantiene un pie en lo analógico y otro en lo electrónico, mezclando numerosos instrumentos y recursos en una base grave, gruesa y perfecta para que contraste con la voz de esta mujer (y sus historias sobre mujeres) que por supuesto merece un capítulo aparte.

'A Perfect Day Elise', buena elección para promocionar el álbum pues resume toda la propuesta, especialmente el bajo que es impresionante

Entonces, aunque tiene par momentos enérgicos (The Sky Lit Up y No Girl So Sweet) lo importante de Is This Desire? es que se trata de una banda de multi-instrumentalistas tocando sobre bases electrónicas, a veces tirando a industrial (Electric LightJoy o My Beautiful Leah), a veces tirando hacia el jazz y hacia el ensamble en vivo, con pianos hermosos e instrumentaciones espectaculares de cuerdas o vientos (The GardenThe River), bajo una cohesión magnífica, muestra de esas buenas épocas de trabajo con el productor Mark "Flood" Ellis. El rol de la guitarra, por cierto, es muy interesante pues aún apareciendo en pocos momentos y de forma casi que minimalista, guarda un extraño protagonismo, solo explícito hacia el cierre con el tema que da nombre al disco.

No se si haya un mejor tema entre estos pero podría ser 'The Wind'. Escuchar con audífonos grandes si es posible.

Este fue el momento en que empezó mi luna de miel con PJ Harvey pues por segunda vez me daba un álbum conciso y preciso, con rebosante personalidad, fuerza suficiente para saciar mis necesidades del momento, y un enlace para conectar con lo femenino que me encanta. Con esto sugiero por supuesto, que es uno de mis favoritos y que esa fue la época que mejores recuerdos me ha dejado de ella (sin capul o flequillo). Ahora, entiendo si alguien lo ve en aprietos estando entre dos obras como To Bring You My Love (1995) y Stories From The City, Stories From The Sea (2001) pero no yo. Yo adoro Is This Desire? tanto como los otros dos.

Feliz aniversario!

Leave a reply