Highway To Hell • Cuadragésimo Aniversario

(La icónica portada se debate entre la ordinariez y la genialidad que siempre los ha caracterizado, pero de cualquier forma la sonrisa de Bon Scott llena mi corazón de alegría)

Si arrancáramos de aquí el tema que da nombre al álbum, claro que no podría seguir llamándose Highway To Hell, pero en todo caso sería un disco ni el berraco. Todas esas excelentes calificaciones que encontrarán en cuanto portal de música hallen, son verídicas y van más allá de aquel inmortal himno. Este es el mejor momento de AC/DC. Comienzo señalando esto porque aunque sea su tema más famoso, no puede opacar los demás. Y me veo tentado a sugerir Walk All Over You, Touch Too Much, Shot Down In Flames, If You Want Blood... pero es inútil. En esta lista tan condenadamente buena, que entre el diablo y escoja...  (¿Grabaron todos los videoclips del disco el mismo día y en la misma locación? Jajajajaja, que zorros).

Entrando en materia quiero anotar que este disco es tremendamente funkero. Desde Girls Got Rhythm en adelante, tras los demoledores riffs de guitarra hay una comunicación especial entre el bajo y la batería, y unos adornos muy sencillos pero letales que le dan un extra sabor a la receta. Tal vez sea más evidente en el lado B pero está por todas partes. No es lo más fácil de notar, pero nótese la finura en las líneas de bajo que permitirían una interpretación en batería mucho más elaborada. (Love Hungry Man no es el ejemplo que busco, pero qué línea de bajo. Uff.). Claro, como el veneno de las baterías de AC/DC viene es precisamente en el opuesto, me encanta como aquí recurren al golpe de platillo con redoblante (y no con bombo como usualmente sucede), un estilo precursor de lo que haría Lars Ulrich desde el Álbum Negro en adelante, cuando Metallica ralentizó el metal para poder añadirle groove). Gran momento de Cliff Williams y Phil Rudd.

Ahora, leo que es el primer álbum (de varios) que producen con el Sudafricano Robert John "Mutt" Lange, especialista en música ampliamente popular, así que es prudente reconocerle su labor, aunque creo que la energía que transmite la banda en este disco es mera felicidad, un espíritu muy poderoso que era imposible arruinar, así que las flores se las sigo echando a ellos cinco.

Todos saben que después de este disco la historia de la banda se partió en dos con la muerte del adorado Bon Scott (one of the few true original punks...) pero que ni siquiera ese golpe pudo desviar esta avalancha llamada AC/DC, que continuó llevándose por delante todo lo que encontraba junto a Brian Johnson, lo cual parece habernos satisfecho a todos los rockeros del mundo. Pero hay otra espinita que quiero sacarme y es esta: Puede que su desempeño en la industria musical haga del Black In Black el álbum por excelencia de AC/DC, pero Highway To Hell es mejor. Por sus temas, por la voz de Scott, por setentero...

Pero bueno, como esto es solo motivo de celebración, espinas a un lado y hoy (bitch please), vamo a escuchá Highway To Hell (desde el segundo corte en adelante) (No mentiras. Completito)

Feliz aniversario!

P.D. Amo el cierre con la extensa en ritmo 3/4 Night Prowler...

Leave a reply