Sign in / Join

ANIMALS • Cuadragésimo Aniversario

Animals

Una vista de la Estación de Energía (Termoeléctrica) Battersea en Londres más el famosísimo cerdo volador, propuesta de portada por Waters y hecha a partir de fotos con la ayuda de Hipgnosis, entre otros. El humo proviene de carbón, algo típico del Siglo XX, típico capitalista, y así, perfecta selección para el concepto de Animals. Me encanta la referencia que le hacen en Children Of Men.

Aunque en 1977 el protagonista principal en Inglaterra fue el punk, Pink Floyd completaba diez años de impecabilidad artística registrada en diez álbumes grandiosos. En Animals, el décimo, logran otros 41 minutos de su magia musical, además de un contenido que políticamente no tenía nada que envidiarle los nuevos jóvenes rebeldes, pues con la misma intensidad, solo que de manera muy literaria y elegante, critican el triste panorama social y político, agrupando a la humanidad entre perros, cerdos y ovejas, ejemplo perfecto de álbum conceptual. Brillante.

Según la historia y según se nota en la música y en lo visual, en este punto la tiranía de Roger Waters al interior del grupo es evidente. Esto es para bien y para mal claro, pues si bien terminó separándolos pocos años después, también trajo una energía propia a este disco, además de otro de los álbumes conceptuales por excelencia: The Wall. En todo caso, la inercia creativa de los cuatro se mantenía todavía, pudiendo hacer de nuevo su viejo truco, pero con suficientes elementos nuevos para considerarlo como un paso adelante.

En Animals llama mucho la atención la producción. Si se nota que ya no estaban en los sofisticados estudios de EMI (donde se concibió The Dark Side of the Moon) sino en un lugar propio, no necesariamente más sucio, pero si más simple. El disco está lleno de guitarras acústicas, lo que es algo raro y especial, 'muy Waters' teniendo en cuenta todo lo que pasaría después con esta banda. Aunque tremendamente dramático, es un álbum muy calmado donde todos los elementos pueden percibirse a la perfección. Con un groove envidiable, Animals tiene desde el toque blues (funk por momentos) clásico de Floyd, hasta episodios heavy que continúan satisfaciendo a muchos metaleros. Excelente música muchachos.

Animals - interior

Imágenes de la realización de la portada al interior del disco, entre ellas la del cerdo 'Algie' en cielo y tierra.

Pigs on the Wing (Part 1).

Repito, líricamente esto es crudo pero exquisito. La apertura con la primera parte de Pigs on the Wing nos da una sencilla pero emocionante bienvenida a lo que está por venir. Buena Roger.

If you didn't care what happened to me
And I didn't care for you,
We would zig-zag our way through the boredom and pain
Occasionally glancing up through the rain,
Wondering which of the buggers to blame
And watching for pigs on the wing

Dogs.

Una de las épicas de Pink Floyd (creo que solo superada en duración por Atom Heart Mother y Echoes). Lo primero que resalta (después de la letra) es la voz e inolvidables leads de guitarra de David Gilmour. Ahora, como todas las épicas de Floyd, hay diferentes momentos durante la canción. El primer viaje de guitarra tras las primeras tres estrofas (minuto 5), el intermedio 'a-lo-Echoes' (minuto 8) liderado por los atmosféricos teclados del tocayo Richard Wright, el rockerísimo cierre después del minuto 15. Un espectáculo.

Who was dragged down by the stone. stone. stone. stone. stone. stone. stone. stone. stone...

Pigs (Three different ones)

Aquí la guitarra no es protagonista sino hasta el final. El triste riff de teclado da el motivo a la canción, que se canta muy funkera con unas líneas de bajo geniales, y el cencerro (cowbell) en la mayoría de estrofas. Un temazo.

You're nearly a laugh, but you're really a cry.

Sheep

Uno de los temas más reconocidos de la banda. El teclado vuelve a dar el impulso inicial y la atmósfera en el intermedio. El pulsante bajo de Waters nunca se detiene creando una tensión permanente y acongojante mientras nos cuentan sobre el rebaño, aquel concepto horrible del que todos hemos hecho (¿o hacemos?) parte.

Harmlessly passing your time in the grassland away
Only dimly aware of a certain unease in the air 
stone. stone. stone. stone. stone. stone. stone. stone. stone...

Pigs on the Wing (Part 2).

En la segunda parte de cerdos voladores vuelve y se narra mucho en muy pocas palabras. Además, nunca para de sorprenderme la actualidad de estas letras.

You know that I care what happens to you
And I know that you care for me too
So I don’t feel alone
Or the weight of the stone
Now that I’ve found somewhere safe
To bury my bone
And any fool knows a dog needs a home
A shelter from pigs on the wing.

Gracias Pink Floyd por tremendo disco que es Animals y feliz aniversario!

No fue posible conseguir un video en vivo de 1977, solo audio.

Leave a reply