Sign in / Join

Strange Days • Quincuagésimo Aniversario

Amo todos los discos de The Doors por igual, pero, ¿qué tiene de especial Strange Days? Creo que una pequeña dosis de oscuridad. Es una comparación difícil y supongo que la hago porque no se me ocurre otra, pero a mí el sonido del debut, también lanzado en el 67, me resulta más plano, mientras que a este le siento un poco más de color.

Aunque producidos por la misma persona (Paul A. Rothchild), con prácticamente la misma duración (alrededor de 40 minutos), con temas compuestos en una misma época que incluyen un par de éxitos de radio (People are Strange y Love Me To Times) y un cierre épico de once minutos espectacular (When the Music's Over), además de la inconfundible fórmula de la banda, hay tantas razones para que sean idénticos que la pequeña diferencia salta de inmediato a mis oídos.

Creo que tiene que ver con una energía misteriosa que queda marcada desde la apertura con Strange Days, la canción. Su teclado psicodélico, la marcada línea de bajo, los fuertes golpes de tambor en las estrofas, crean esta idea. Y la letra por supuesto, algo especial de la época en que lo 'frito' se puso de moda por primera vez:

"Strange eyes fill strange rooms 
Voices will signal their tired end 
The hostess is grinning 
Her guests sleep from sinning 
Hear me talk of sin 
And you know this is it"

La curiosa imagen de la portada en la que uno no se percata de inmediato que lleva el nombre de la banda y del álbum, ayuda, así como que otro de los cortes tenga la palabra Strange en el título, la particular narración de Horse Latitudes... En fin. Siento que aquí estuvieron muy cerca de crear un disco conceptual y eso es lo que rescato de Días Extraños. Además de los temas reconocidos recomendaría Unhappy Girl y My Eyes Have Seen You.

Feliz aniversario!

Leave a reply