Sobre: The Favourite

Calificación10
Entre sus numerosas cualidades, que sea un drama femenino, interpretado magistralmente por las tres actrices, con roles que se intercambian, humor, símbolos, arte y fotografía nivel Barry Lyndon, una óptica y unos movimientos de cámara narrativos y dinámicos, además de acertados detalles históricos, todo concluido de manera sutil y poderosa hacen a The Favourite una obra maestra.
10

Esta es la primera vez que Lanthimos dirige una película que no fue escrita por su compañero Efthymis Filippou y co-escrita por él mismo, notándose desde el primer anuncio de The Favourite que ya no enfrentaríamos sus característicos dramas bizarros o surreales, sino uno de época, lo que me tenía algo inquieto, tanto por el abandono de la que había sido su zona de confort, como porque los avances no me permitían descifrar para donde iba con esta nueva obra. Y bueno, ya estoy tranquilo porque después de 48 horas de digerirla la única duda que persiste es si calificarla con la máxima nota, ya que es ejemplo puntual de lo que me gusta del cine, y es que en una película todos sus elementos técnicos y artísticos, además de destacarse, narren y se balanceen en función de una buena idea, y clara sin ser evidente.

The Favourite cumplió sobradamente con exponer un concepto y una crítica de la realidad, a través de conflictos sólidos entre personajes. Pero como había sugerido, no todos los créditos son del director. El éxito de esta historia empezó a construirse hace veinte años, partiendo del interés que la Reina Ana de Gran Bretaña y sus rollos de mujeres en el poder le generó a la guionista australiana Deborah Davis, quien mantuvo un paciente trabajo de investigación y construcción para que al final, una vez con Lanthimos abordo (y Tony McNamara, otro australiano) fuera retocada hasta la perfección.

Entre sus numerosas cualidades, que sea un drama femenino, interpretado magistralmente por las tres actrices, con roles que se intercambian, humor, símbolos, arte y fotografía nivel Barry Lyndon, una óptica y unos movimientos narrativos y dinámicos, además de acertados detalles históricos (como su música de cámara), todo concluido de manera sutil y poderosa hacen a The Favourite una obra maestra.

Obligatoria.

Leave a reply