Kick Out The Jams • Quincuagésimo Aniversario

A comienzos de este milenio cuando me obsesioné con el proto-punk, origen de gran parte de lo que me gusta, todas las investigaciones me llevaron a la Motor City (Detroit), espacio donde los crudos escenarios sociales y económicos siempre han inspirado música grandiosa, desde el combo de Motown Records, pasando por The Stooges, (los recién descubiertos) Rodríguez y (A Band Called) Death, hasta, claro está, los Motor City Five, o MC5.

Una vez descubierto este secreto, al ser su trabajo mejor calificado me hice a mi respectiva copia de Kick Out the Jams en CD y mientras digería su fuerza empecé a notar a los MC5 y su influencia muy seguido: en una camiseta de James Hetfield en los ensayos de St. Anger, en Rage Against the Machine cuando tocaron durante la Convención del Partido Demócrata en Los Ángeles en el año 2000 (MC5 lo habían hecho en el 68 contra la guerra de Vietnam) y por supuesto en las numerosas versiones del tema que da nombre a este álbum, quedando clarísimo su poder.

Ahora, que se trate de un debut en vivo es genial, pues más allá de lo extraño que esto resulta, si uno escucha todas sus producciones de estudio posteriores, ninguna logra hacer justicia a sus características principales como éste disco: su explosividad y su continuo llamado a la acción. Por esto Kick Out the Jams es EL documento de los MC5. Además de haber sido grabado en su ciudad (en un auditorio llamado Grande Ballroom), el ímpetu, el volumen y la contundencia de este concierto se convirtió en un fundamento obligatorio del rock, que solo crecerá más fuerte con los años.

Por muchos tiempo asocié 1969 con Woodstock, festival que ilustra de muchas formas ese Zeitgeist (espíritu de la época), pero cuando empecé este espacio me di cuenta que así como el 67 trajo la psicodelia, el 69 trajo los primeros álbumes de rock agresivo, siendo Kick Out the Jams uno de los definitivos.

Mis respetos y feliz aniversario!

Leave a reply