Sobre: 'The House That Jack Built'

Calificación10
Además de llegar preparado para sufrir (aunque fue todo lo contrario), llegué ligeramente contextualizado a la función y esta vez lo entendí a él, y con eso entendí que no ha había estado jugando conmigo todos estos años, por lo cual The House That Jack Built es mi película favorita de Lars Von Trier, estatus que hasta ahora no había otorgado.
10

Debo admitir que además de llegar preparado para sufrir (aunque fue todo lo contrario), llegué ligeramente contextualizado a la función pues en par ocasiones en las semanas antecedentes había abordado parte del planteamiento de esta película. Ahora, no me he leído La Divina Comedia pero capté el paralelo a tiempo. Y claro, de otra forma contextualizado también pues cada que un artista al que sigues anuncia una nueva entrega, reclama vigencia sobre toda su obra, ejercicio que además aquí se hace de manera explícita. Mejor dicho, digo con tranquilidad que es una fortuna estar vivo mientras este cabrón hace cine.

Y si, ese breve contexto me permitió mantener el argumento flotando siempre encima de la violencia y de lo que en ocasiones anteriores había interpretado como mero abuso. Y pude experimentar un poco de esa libertad que plantea, de percibir la belleza de lo horrible, lo chistoso de la crueldad, así como ver a alguien (Von Trier) pasar al frente y exponer sin pena su putrefacción interna, algo completamente inspirador pues creo que es una de las terapias que todos debemos hacer. (Por cierto, es graciosa. Graciosa como nunca antes)

En cuanto a sus valores de producción y su estilo, aplaudirlo una vez más. Hermoso volver a sentir la cámara al hombro con la que jodió tanto hace veinte años, pero sin usarla todo el tiempo. Así como que haya permitido un espacio para los efectos, pero claro, dentro de lo estrictamente necesario (diría que muy artesanal y cero digital, a-lo-Cronemberg), porque como siempre lo ha defendido, este monstruo de puesta en escena recae sobre el actor, un Matt Dillon que dudo vaya a superar esto nunca (profesionalmente). La música, insistir en enfrentar el pasado oscuro europeo, los cambios de formato... en fin.

Pensarán que estoy exagerando pero no importa, espero que esto que sentí ayer ustedes lo hayan sentido en alguna de sus películas anteriores o que lo sientan en alguna de las que vengan. Esta vez lo entendí a él y con eso entendí que no ha había estado jugando conmigo todos estos años, por lo cual presento mi más profundo respeto y declaro que The House That Jack Built es mi película favorita de Lars Von Trier, estatus que hasta ahora no había otorgado.

Leave a reply