No Control • Trigésimo Aniversario

(Veo esta portada y viajo ipso facto a 1989...)

Acababan de romper la historia con Suffer, pero No Control es muchísimo mejor en términos técnicos. Es la primera vez que suenan como una banda de grandes ligas operando todavía desde el mero undeground ochentero del que salieron. Recordemos que ellos lo produjeron, así que de entrada punto para ellos. Inmersos en una escena D.I.Y. (hazlo tú mismo) donde no se tragaban enteras las promesas del sistema, se unen a otros maestros del hardcore americano que llevaban algunos años construyendo una identidad alterna para cuando la generación la necesitara.

Confiados en el poder de sus voces -uno de sus activos más valiosos-, así como en el poder de dos guitarras bien aprovechadas (gran momento para Mr. Brett y Greg, los leads son espectaculares...), construyen este clásico del género, rápido y a la yugular. Claro, en estas pequeñas descargas de dos minutos que siguen sin agotarse hasta el día de hoy, primero viene la reflexión antes que dejarse llevar por la velocidad del hardcore. Tras tres décadas de estar invitando a su audiencia a pensar por nosotros mismos, en este espacio siempre celebraremos a Bad Religion, una de las instituciones de las que se derivaron tantas cosas que nos gustan y que nos ayudaron a sobrellevar la vida. (Todavía tengo No Control grabado en el lado A de un cassette de sesenta minutos...).

Por cierto, he debido compartir esto hace un mes y medio cuando por fin pude verlos en vivo en el Distrito Capital, donde tocaron los temas You y No Control. A propósito de la que da nombre al álbum, rescatemos los siguientes apartes que me encantan:

"there's no vestige of a beginning,
No prospect of an end (Hutton, 1795)
When we all disintegrate it will all happen again"

Y también:

"We have no control
We do not understand
You have no control
You are not in command!"

Feliz aniversario!

Leave a reply