Sign in / Join

Sobre 'THE YOUNG POPE'

Calificación9.5
Con The Young Pope llegamos por un camino muy seductor al núcleo de la demencia del catolicismo a asumir de nuevo reflexiones que nos corresponden, siempre disfrutándolo. Esto gracias a la maestría de Sorrentino, quien te hace sentir (a veces) como lo hacía Fellini y por consiguiente, te hace recordar por qué alguna vez el cine italiano fue el mejor.
9.5

El nivel de calidad las series está por las nubes. Los buenos resultados económicos de los sistemas de video bajo demanda (video on demand - VOD) han permitido que aquellos altos valores artísticos y de producción que caracterizaban principalmente al cine, ahora lleguen directo a tu casa. Otro buen ejemplo de esto es The Young Pope (2016), una reciente serie de televisión europea, principalmente italiana, destacada en todos los aspectos, entre ellos la recepción por parte de la crítica y de la audiencia que dieron vía libre a la segunda temporada. Excelente.

El cerebro creativo y responsable de los logros de El Papa Jóven es Paolo Sorrentino, director y guionista napolitano quien ha alcanzando entre otros reconocimientos, un Premio Óscar a mejor película extranjera por La Grande Bellezza (2013). De mi experiencia con su quinta película This Must Be The Place y con esta primera temporada ahora comentada, sumado a lo que he encontrado a propósito de su obra, puedo resumir que Sorrentino está calificado, como los grandes autores del cine, para la narración y para la dirección, habiendo escrito todos los guiones que, con mucho estilo, ha dirigido. Y para nuestra satisfacción The Young Pope confirma sus habilidades.

Empezando con el personaje principal, el huérfano americano y recién elegido Papa Lenny Belardo/Pío XIII, interpretado magistralmente por Jude Law, la historia se siente sólida a medida que se expande por el Vaticano y el mundo, así como en las motivaciones internas de los peculiares intervinientes en la rígida lógica de la jerarquía católica. La puesta en escena por su parte, llevada a cabo en los gloriosos estudios Cinecittà, nos ubica 'sin pero alguno' entre el ostentoso patrimonio de la Santa Sede, habiendo puesto a prueba a todo el equipo de arte (hay arte 'a lo que marca', ni hablar del vestuario...), lo que la hace intrigante e irresistible.

En un drama en el que Dios es uno de los aspectos primordiales, además de estar encarnado por el Papa, los cardenales, las monjas y sus demás representantes en la tierra, la luz no solo permite las hermosas imágenes sino que cumple un papel narrativo, como debe ser, sugiriendo la santidad, la dualidad, la condenación, clásicos conceptos de los siempre vigentes debates (y por supuesto, escándalos) sobre la religión. Ahora, aunque claramente hay escenas provocadoras que generan polémica, como por ejemplo el sensacional discurso a los fieles del primer capítulo, el conflicto, soportado en elegantes diálogos y situaciones que con la adecuada dosis de humor, permiten que el debate trascienda hacia reflexiones actuales como la legalidad en la sociedad, la lógica de las instituciones y la dicotomía tradición/novedad, donde no hay forma de tomar bandos a la ligera.

En música hubo una gran selección, como la versión instrumental de All Along The Watchtower (por Devlin) para los créditos iniciales o la exquisita Levo (por Recondite), que generalmente suena mientras Pío XIII enfrenta racionalmente a su prójimo para establecer su nuevo régimen (fascista). El audio es la cereza sobre el pastel. Y si, esta serie también es sobre el buen gusto, sobre lo clásico, sobre las estructuras de pensamiento que heredamos como bautizados, planteadas por Sorrentino para revisión, acoplándose sin embargo a ellas.

Con The Young Pope llegamos por un camino muy seductor al núcleo de la demencia del catolicismo a asumir de nuevo reflexiones que nos corresponden, siempre disfrutándolo. Esto gracias a la maestría de Sorrentino, quien te hace sentir (a veces) como lo hacía Fellini y por consiguiente, te hace recordar por qué alguna vez el cine italiano fue el mejor.

El encargado de su distribución en América es HBO. La grabé en mi Digital Video Recorder (decodificador) de la programación de este grupo de canales para verla, pero todavía no la encuentro en el HBO GO Latino.

Leave a reply