Sign in / Join

Come To Daddy • Vigésimo Aniversario

Era 1997, industrial era un término conocido en la música gracias a las recientes y exitosas mezclas que se habían hecho con el metal, especialmente en los Estados Unidos, mientras que en Inglaterra la electrónica había salido por completo de su underground nativo para alcanzar la popularidad absoluta gracias a artistas como Chemical Brothers y The Prodigy. Además, a comienzos de ese año David Bowie había atraído la atención de las masas hacia uno de los fenómenos más interesantes del momento: el Drum and bass, gestado en gran parte en su país gracias a la mezcla de la cultura jamaiquina e inglesa.

Luego me topé con el video de Come To Daddy en Mtv, todo un (miedoso) acontecimiento creado en conjunto por el hábil Chris Cunningham en las visuales y por el genial Richard D. James quien resumió en ese solo tema todo el escenario sónico del párrafo anterior. Esta fue mi introducción a Aphex Twin y creo que fue la más apropiada posible pues sigue siendo mi favorita de su catálogo.

Con ese antecedente compré el disco un tiempo después. La primera sorpresa que me llevé fue que no se trataba de un álbum sino de un Ep con tres mezclas de Come To Daddy (siendo Pappy Mix la del video). La segunda sorpresa fue el segundo corte Film, que contrasta de maravilla la pesadez del tema principal con un ambient muy a su estilo que para ese momento era desconocido para mí. Continuaron las sorpresas con Come To Daddy (Little Lord Faulteroy Mix), que en realidad no era una mezcla del tema principal sino una de las canciones electrónicas más lindas que he escuchado y con la que la promesa de música pesada en este disco quedaba descartada. Por cierto, este es el trabajo de Aphex Twin que más voces trae, uno de los detalles que lo hace magnífico.

Luego está Bucephalus Bouncing Ball, metálico y rítmico tema que me costó trabajo entender pero que me sigue rompiendo la cabeza hasta el día de hoy. Es una demostración de James sobre el manejo de sus instrumentos pero también de composición, como he dicho en el pasado, se trata de un auténtico creador musical. A partir del minuto 3 se hace una referencia explícita al título de la canción. La sorpresa continúa en To Cure A Weakling Child (Contour Regard), remezcla del sexto corte de su álbum anterior y otra completa hermosura.

Sin dejar de ser interesante, en Funny Little Man se pierde por primera vez la impecabilidad. En Come To Daddy (Mummy Mix) pasa algo similar, pues si bien va en la onda rítmica y metálica de Bucephalus..., carece del mismo atractivo. El cierre es con IZ-US, en la onda ambient de Film.

Por su respetable propuesta sonora y por todas las sorpresas y alegrías que me ha dado este Ep, gracias.

Feliz aniversario!

Leave a reply