The Shape Of Punk To Come • Vigésimo Aniversario

He reconocido muchas veces a Suecia en este espacio por su compromiso con la creación de música pesada e inteligente, manteniendo un rol muy importante como generador de discos que nos gustan, considerando además que generalmente cantan en inglés, lo que nos acerca bastante. Durante los años 90, los suecos nos dieron obras maestras (y favoritos personales) como Wolverine Blues de Entombed, el Payin' The Dues de Hellacopters o el Destroy, Erase, Improve de Meshuggah, pero sin duda alguna, el punto más alto entre sus aportes lo anotan con la obra rock más relevante de 1998, llamada The Shape Of Punk To Come.

En su tercer intento discográfico, Refused completa una evolución envidiable en la que pasan de banda de garaje que emula sus estilos predilectos (algo entre el hardcore plano de la costa este americana y el death metal, también prominente en Escandinavia) a ser vanguardistas en un remate de milenio cuando todavía se hablaba en lenguaje de rock (en sentido estricto), pero con el espíritu muy deteriorado por la intensa explotación comercial a la que estaba siendo sujeto.

"Let's take the first bus out of here": El álbum abre con un ataque lírico al sistema a-lo-Rage Against the Machine, en la misma línea de discurso que siempre han manejado. Pero en esos primeros siete minutos de Worms Of the Senses/Faculties Of The Skull presentan un collage sonoro con electrónica, frases habladas, espacios en silencio y otros detalles con los que rompen la homogeneidad del estilo del que habían sido exponentes, inclusive en los momentos de ese mismo estilo que desde temprano enriquecen rítmicamente a nivel progresivo, ubicándose con comodidad en los terrenos del metal.

El melódico y suave riff principal de Liberation Frequency y la notable explosión en los coros "What frequency will liberation be?" reitera la dinámica del disco, mientras las críticas al mundo corporativo asedian de nuevo, en este caso, a la radio. Por cierto, el collage sonoro es como un programa de radio en donde samples de jazz en vivo anuncian el tercer corte que por unos segundos se vuelve jazz. "Stuck by the deadly rhythm of the production line" cantan, otro golpe a la moral del capitalismo con uno de los temas más fuertes.

En Summer Holidays vs. Punk Routine lidian con la responsabilidad de denunciar tanto desde su posición, en una de las pocas canciones sencillas del álbum, con un riff funkero muy musical y un coro inolvidable:

"Rather be forgotten than remembered for giving in
Rather be forgotten than remembered
(Than remembered)
For giving in"

Tras el episodio experimental de Bruitist Pome #5 llega el plato fuerte: New Noise. El tema que los hizo famosos mundialmente porque no hay ningún rockero en la tierra que haya escuchado esa canción sin preguntar "¿qué carajos es esto?" en el sentido más positivo posible. Se que precisamente trataban de evadir la atención pero fue inevitable. Esta es una propuesta muy atractiva. Aunque obviamente no hubo sencillo (single) para la radio, si hubo video y eso fue suficiente.

En Refused Party Program dan un paso atrás por un minuto hacia un hardcore era Songs To Fan The Flames Of Discontent, duro y a la yugular, pero retoman el camino de la revolución sónica con par referencias literarias, un riff de batería delicioso y un interludio acústico en Protest Song '68, evocativo de aquel mayo francés. Poder. La guitarra líder de Refused Are Fucking Dead es una absoluta belleza sobre una de los temas con más sabor: "A naive young secret for the new romantics - We express ourselves in a loud and fashionable way".

En el tema que da nombre al álbum Refused encuentra un gran momento rock con una letra instrospectiva y un riff muy contagioso. Combina a la perfección con el combo, claro, pero pareciera que tiene su propia onda, con unas guitarras que se enloquecen hacia el final pero siempre dando espacio para escuchar el bajo y dosificando muy bien los momentos explosivos. Gran composición y gran banda. El mejor ruido.

Con la épica Tannhäuser / Derivè nos dan la última gran dosis de esta fuerte propuesta musical que se acerca mucho a lo original. Tal vez mi favorita entre todas, que conecta con The Apollo Programme Was A Hoax, la inesperada cereza acústica sobre el pastel, en la que comparten el último llamado a la acción mientras se sella en tu memoria:

"Sabotage will set us free
Throw a rock in the machine"

Creo que nunca hubo ni volverá a haber un hardcore mamerto y menos, tan sofisticado musicalmente como éste, así que con The Shape Of Punk To Come se registra de manera grandiosa todo lo que está bien con el rock como lo conocimos, agresivo, subversivo, filosófico e inspirador, que aunque no pueda escapar de su inevitable mercantilización, será un clásico de culto para siempre. Gracias de nuevo Suecia.

Feliz aniversario!

Leave a reply