Sobre: 'Álvarez'

Calificación8
En el segundo álbum de Los Maricas continúa la intención de crear canciones, con melodía y sinceridad.
8

En su segundo álbum, Los Maricas siguen profundizando en su lado musical, reiterando que además de la agresividad hardcore con la cual nos cautivaron a muchos, continúa la intención de crear canciones, sin virtuosismo ni voces prodigiosas, pero con melodía y sinceridad. Este lado se siente desde los primeros acordes y es explícito en temas promocionales como Secuoya y Buenos Aires, pero hasta ahora mis momentos musicales favoritos son: Rionegro, donde incluyen un saxofón, y Mientras Pasa el Porro, en la que el invitado Angel Dumile aporta un rap con estilo muy colombiano. Ambos detalles me resultaron atrevidos y muy satisfactorios. Los felicito por esas decisiones.

Estragos también es hermosa. Y en Muerte, hardcore pisando terrenos del metal: "Cuantos muertos más? Faltan?"... Tirando a matar, como Polikarpa y Sus Viciosas en su última entrega...

Su tímida participación en redes sociales, con una frecuencia de publicación de aproximadamente una vez por semana, revela poco interés en invertirle a estos medios y a su vez, la edad de los integrantes, que como yo, crecieron en el Siglo XX cuando la narrativa principal eran los auditorios y los videoclips. Y si tienen varios videoclips para revisar (generalmente compartidos en este espacio), por ejemplo, su reciente Cataclismo, que de alguna forma vaticinó estos tiempos extraños que vivimos. Pero claro, lo de los auditorios continúa embolatado, lo que ya es una prueba de adaptación para todas las bandas, pero además, he notado que Google no facilita la búsqueda de 'Los Maricas', por lo que la prueba es aún más exigente para una banda vieja guardia como esta.

Cuando me invitaron al lanzamiento de este trabajo en febrero pasado, justo antes de este nuevo orden mundial, tomé la decisión acertada pues fui y me llevé, además de un par de codazos, un gran recuerdo para estos tiempos sin conciertos, una de las bonitas copias en cassette que sacaron, y por último, la satisfacción de que la trayectoria de Los Maricas continúa por buen camino. Mientras llega una nueva oportunidad de verlos en vivo, tenemos disponible la buena compañía de Álvarez, musical y reflexiva. Si hay lugar para el optimismo, sabemos que en el próximo trabajo de estudio continuarán atreviéndose por la música como lo hicieron aquí. Recomendado.