Suffer • Trigésimo Aniversario

A diferencia de otros ejemplos recientes, la importancia de Bad Religion no está relacionada con impulsar alguna evolución en la que se fundara el sonido de los años noventa, sino por su fidelidad al hardcore melódico y políticamente cargado, manteniéndolo como una opción seria por tres décadas. De hecho, en las reseñas de sus álbumes noventeros conté como ellos se dejaron influenciar por el rock alternativo, pero su importancia se vio reflejada, particularmente, en la "tercera ola del punk" donde artistas como NoFx, Rancid, The Offspring, ese camino siguieron y tanta alegría nos trajeron.

Tercera ola que por cierto se agrupó bajo el sello independiente Epitaph, fundado por el guitarrista Brett Gurewitz cuyo primer trabajo lanzado y distribuido fue precisamente Suffer, el tercero de Bad Religion. Y para entrar en materia, ¿vieron que Pennywise tocó Do What You Want en el pasado Rock Al Parque? Siempre recibirán halagos de sus discípulos, señal inequívoca de lo importante que es el hardcore melódico ochentero, sobre todo ante la creencia común de que el hardcore es la versión ruda, gritada, y melódicamente nula de la costa este. (También me gusta esa, pero prefiero esta).

El caso, Do What You Want es una buena muestra de lo que es Suffer. En un minuto y siete segundos, es tan rápida que al repetirse el coro la canción termina, y si la oyes en vivo el pogo se arma porque se arma, no hay escapatoria. Ahora, el mensaje (con voz limpia y cantada) respeta tu inteligencia, te invita a pensar, a usar tu humor y a evitar tanta tontería. "Hey do what you want, but don't do it around me, Idleness and dissipation breed apathy - I sit on my ass all goddamn day - A misanthropic anthropoid with nothing to - Say what you must, do all you can Break all the fucking rules and Go to Hell with Superman and Die like a champion, yeah hey [...]"

Quince cortes en 29 minutos dan una clara idea de la forma del hardcore, pues ni los Ramones los habrían hecho caber en el lado de un cassette. Entonces, cuando escuches un riff de punk rock pero la velocidad de los golpes del bombo y redoblante se han duplicado, tienes el hardcore original. Pero volviendo a las letras, uno de sus activos más importantes, los títulos son muy sugestivos como You Are (The Government)10.000 More Fools o Best For You, pero al revisarlas la cosa se va mucho más profunda en términos de antropología, sociología, filosofía y teoría del Estado, gracia que tuvo el cantante Gregg Graffin desde pequeñito. En la que escogieron para dar nombre al álbum se van de sabios: "The businessman whose master plan controls the world each day - Is blind to indications of his species' slow decay - An unturned stone, an undiscovered door leading to, the gift of hope renewed, Eternity for you

The masses of humanity have always had to suffer

Me gusta la producción a cargo de la banda porque las guitarras mandan pero permiten que se escuche el bajo de Jay Bentley dándole sabor a la base rítmica. Por supuesto, el bloque melódico se integra principalmente por la voz y sus característicos coros (que denominaron oozin' ahs), además de unas primeras incursiones en leads de guitarra o punteos. En algunos cortes se escuchan unos breves como en The Land Of Competition y el mejor se encuentra en la única punk rockera del álbum (y más larga de todas): What Can You Do? Otra canción muy sólida es Give You Nothing precisamente por ese intermedio rockero que deja descansar por un momento de la intensidad. Mejor dicho Suffer es una versión temprana de los mejores momentos discográficos que lograrían unos años después (diga usted Against The Grain / Generator), en todo caso un hardcore ampliamente musical y ñoño que se destacaba bastante del montón.

Ya tenían un par de lanzamientos encima pero como esta es la hora que no los he estudiado, para mí Suffer siempre ha sido su comienzo discográfico. El caso es que hace treinta años (o un poco más) comenzó este culto a la inteligencia y este manifiesto contra la mediocridad que es Bad Religion, reclamando para este sub-género todo el respeto posible, como lo hicieron todos los pioneros del hardcore, independientemente de que igual tengamos que seguir sufriendo como humanidad.

Feliz aniversario!

Leave a reply