Sobre: 'Joker'

Calificación7
Joker sugiere pero no resuelve el personaje al que supuestamente le están dando origen. Sin embargo, gracias a su fuerte drama y sus buenos aspectos técnicos, se ubica sin problema en el grupo de las películas basadas en cómics que no quedarán en el olvido.
7

He dejado de ver muchas películas basadas en cómics pues normalmente están construidas para pasar el rato y enseguida al olvido sin pena ni gloria. Pero una sobre el guasón protagonizada por Joaquin Phoenix no es el caso: sin ser ninguna maravilla Joker pasa a la historia con gloria.

Me gusta que en el cine de entretenimiento añadan una dosis tan marcada de vergüenza, de humillación, de depresión y de dolor. Usualmente los dramas no contienen este lado tan oscuro del ser humano porque eso no es popular. Pero para muchos, incluyéndome, eso es un gran valor agregado, especialmente si han encargado esta responsabilidad a un consagrado actor como Phoenix quien se toma su trabajo muy en serio y quien suma con esta, una más a su lista de grandes interpretaciones.

Ahora, después de la afamada trilogía de Christopher Nolan sobre Batman, con la que propusieron una nueva forma de narrar este subgénero y cuyas piezas son el punto de referencia más importante en la materia en términos de popularidad y de crítica especializada, es imposible no hacer comparaciones. Bajo esa perspectiva, que el origen del Joker sea un drama humano como el que describo en el párrafo anterior, con el que el espectador pueda identificarse a profundidad, es un completo acierto y de ahí su merecido éxito.

Donde sentí débil a esta película es precisamente en el concepto de Joker. Sin entrar en mucho detalle sobre lo que significa este arcano o esta carta en otra baraja, sabemos que tiene un valor neutro, que en algunos casos puede ser perjudicial y en otros benéfico. Nolan usó este elemento para plantear un personaje sin moral, un agente anárquico que pregona -con toda razón- que la única justicia posible es el caos. Todd Phillips por su parte, propone un Joker moral, porque surge como reacción a una intensa serie de malos acontecimientos, única interpretación posible pues no hay elementos de juicio adicionales. Lo anterior, según aprecié en sus escenas finales (que igual me encantan): primero, dejan escapar un lamento de individuo matoneado que no favorece al concepto; segundo, no resuelven. Es más evidente la secuela que el propio resultado del personaje que supuestamente están creando. Eso tampoco me simpatiza.

Pero bueno, fue lo que escogieron para este origen y parece que ha funcionado muy bien aunque yo esperaba mucho más. Lo que si no me esperaba es un director pasando de hacer la trilogía de The Hangover a esto. Pero le funcionó.

Por último, se me ocurre que deberíamos comparar Joker con Batman Begins, no con The Dark Knight, y la gran diferencia entre esos dos orígenes es que en Begins sabemos cuál Batman fue el que se creó.

(Como dato curioso, en el conteo de popularidad de usuarios de IMDB The Dark Knight está en el puesto 4 mientras que Joker ocupa el 10).

Leave a reply